Páginas

martes, 25 de octubre de 2016

¿Qué son los amigurumis?

Un poco de mi historia:


   Mi entrada al mundo de los amigurumis fue accidental. O quizás estaba destinada a encontrarme con ellos y lo atribuí al azar. Lo cierto es que un año antes de quedar embarazada, ya los veía en los escaparates de las casas de lana, y en los puestos de diarios, revistas de amigurumis atrapaban inmediatamente mi atención.

   Por lo que observaba a simple vista, estaban tejidos en crochet con medios puntos. Estaba familiarizada con el crochet (o ganchillo) , y me encantaba ya en aquel entonces su versatilidad, y las infinitas posibilidades que ofrecía para tejer todo tipo de prendas, carpetas y centros de mesa, pero ¿muñecos? No, eso si que era mucho para mi. No me veía tejiéndolos. 

   Los había visto muy de cerca, en el stand al lado del mío, en el Paseo de los Artesanos, donde exponía mis mandalas de alambre, y me escapaba a mirarlos, suspirando de ternura, diciendo lo lindos que eran, felicitando al artesano por su magnífico trabajo. El me decía: - ¡Son re fáciles de hacer! Y yo pensaba que se veían tiernos, hermosos... Y trabajosos.

   No fue sino hasta el séptimo mes de embarazo que decidí que tenia que hacerle algo hermoso a mi bebé con mis propias manos. Tenia la idea en mi cabeza pero necesitaba aprender dos figuras básicas en amigurumi: esferas y estrellas. ¡Quien sabe que tutorial habré leído en aquel momento! Y esto fue lo que hice para mi niño:

movil amigurumi de esferas y estrellas
Mi primer tentativa de hacer amigurumis. Un móvil colgante de esferas y estrellas.




Después vino el oso:

mi segundo amigurumi, un osito
Mi segundo intento. Todavìa recuerdo cuando terminé de tejer todas las partes y me pregunté: "Y ¿ahora que hago?


Después del oso, ya no pude parar de hacerlos. Ya sea por gusto o por encargo, sigo en este camino de constante aprendizaje de este bello arte: tejer muñecos.
Actualmente trabajo en un mini elefante, una Frida Kahlo, una Pantera Rosa, un Pikachu, y un Pokemon Eevee... Y ya estoy pensando en seguir con Peppa Pig, o Henry Monstruito... No fue sino hasta ahora que me picó el bichito de la curiosidad y quise saber el origen de estos tiernos tejidos. Me puse a investigar en la web y esto fue lo que encontré:



Amigurumis, la historia:


Amigurumi (編み包み? lit. peluche tejido) es una tendencia o moda japonesa que consiste en tejer pequeños muñecos mediante técnicas de croché o ganchillo. Los amigurumis toman forma principalmente de animales como ositos, conejos, gatos o perros, pero también adquieren otras formas como comidas, plantas, e incluso accesorios como bolsos, bisutería, etc.

coneja amigurumi
Tierna conejita amigurumi


Creencias y usos:


El amigurumi es en Japón algo más que un simple pasatiempo, ya que forma parte de la cultura kawaii, término que podría traducirse como mono, tierno, adorable.

Más allá de su uso como figurita decorativa o juguete, el objetivo que persiguen los amigurumis es alimentar el espíritu de niño que todos llevamos dentro. Según la costumbre, cada amigurumi posee un "alma" que lo convierte en el compañero y confidente de por vida de su dueño, proporcionándole protección y consuelo en los momentos de estrés y tristeza.

Estas figuritas son objetos de apego ligados a conceptos de amistad, complicidad y compañía. Proporcionan protección y seguridad a su propietario. En algunos casos, son usados como amuletos personales y también en casas, negocios y puestos de trabajo. En Japón, es usual verlos en las oficinas, al lado de los ordenadores como un símbolo de apego o adorno personal, o como recordatorio de respirar, sonreír y hacer una pausa.



En definitiva el boom del Amigurumi comienza en los años '90 en Japón, socialmente se extiende por todo el mundo, y quién no había visto alguna vez estos monitos tejidos, tal vez no sabiamos cómo se llamaba la técnica, pero los encontrabamos adorables, demasiados tiernos, y seguro que queriamos tener uno. 

Es súper difícil decir cuál es el primer patrón de amigurumi o los primeros sitios en internet de amigurumis, porque la verdad que existen millones, pero si creo que uno de los amigurumis clásicos es el de Amineko, un gato que se puede tejer de cualquier color y con una expresión bastante particular.

Hay como tres tendencias de Amigurumi, la primera es como el "Amigurumi clásico", los cuales son de cuerpos largos y delgados, extremidades largas y apenas tienen expresión o muchos detalles. Un ejemplo de estos Amigurumis es Amineko, son peluches que nos recuerdan a los clásicos muñecos de trapo.


amineko, gatos amigurumis japoneses
Amigurumis Amineko


Otro estilo son los Amigurumis Kawaii, los cuales consisten en Amigurumis más pequeñitos, y con una estética más kawaii, suelen ser con cuerpos cabezones y con colores más llamativos o colores pasteles, algunos decorados con hartos detalles, con aplicaciones en fieltros, telas, entre otros, y suelen ser súper tiernos.

conejitos amigurumis con zanahoria
Pareja de conejitos


También están los "Amigurumis Frikis", que son como un estilo libre que permite modelar casi cualquier cosa, generalmente se pueden hacer como los típicos dibujos animados, personajes de Nintendo, etc., en definitiva el personaje que te guste se puede hacer amigurumi.


amigurumis frikis, personajes de videojuegos
Amigurumis frukis: personajes de Nintendo




Esta es otra pagina que me gustó mucho cuando la leí:

Ahora que conocí el significado y origen de los amigurumis, todavía más me enamora tejerlos. No podía dejar de compartir el fruto de mi pequeña investigación.... Espero que hayan disfrutado de este post.

¡Gracias por visitar mi blog! Nos vemos en el próximo post donde pueden encontrar el patrón de Pikachu amigurumi. ¡Hasta la próxima!